Mente sana y pensamientos positivos.

Si le damos a la mente lo que necesita, podremos sentirnos mejor.

La mente necesita de ciertas cosas para tener un ambiente más sano con el que permita la aparición de pensamientos más positivos, que en realidad son pensamientos realistas que van de acuerdo con lo que sí está pasando en el momento presente.

¿Por qué solemos tener más pensamientos negativos?

El problema empieza cuando el estrés interior o exterior (o ambos) empieza a elevarse, y entonces, saca a flote todas esas programaciones que traemos desde niños. Si la programación fue positiva, generaremos pensamientos positivos, pero si por el contrario, tenemos por ahí guardada información negativa, entonces utilizaremos esa programación para interpretar lo que nos está pasando ahora.
La función de la mente, de tu cerebro, es prepararte para sobrevivir, y para eso, tomará el peor escenario posible, la peor conclusión posible sobre lo que está pasando, para que te prepares a la acción y evites ese escenario.

¿Qué podemos hacer para mejorar la interpretación de los escenarios en nuestra mente?

El ejercicio y movimiento físico es fundamental para la salud mental, porque es una de las mejores formas en las que descargamos el estrés que nos lleva a intensificar la negatividad o sentirnos en peligro e interpretar todo de forma negativa. El movimiento es clave para una mente sana. Sobre la alimentación, necesitamos comer bien, nutrirnos con alimentos buenos para el cerebro como el brócoli, el salmón, las grasas saludables y otros alimentos como las moras azules y las almendras. Evitando alimentos o bebidas estimulantes, alcohol y nicotina, ni qué decir de drogas psicoactivas.