Autismo y tecnología ¡Pueden ir de la mano!

Por: Alexa Villarruel Díaz

 

Ayer , 2 de abril se celebró  en todoel mundo el día para la concientización del autismo y es aquí donde nos preguntamos como podemos ser nosotros mismos más empáticos, comprensivos y estar bien informados sobre esta condición y las personas que la padecen. Si tenemos amigos, familiares o conocidos con autismo, claro que más de una vez hemos pensado en maneras de integrarlos de manera completa a la sociedad para que se sientan en plenitud y a la vez constituyan una utilidad verdadera a ella.

Uno de los retos más grandes para esta relación es la cuestión tecnológica. Estamos en una época en la que es imprescindible estar conectados con la vida digital en todos los aspectos (social, educativo, laboral, informativo, de entretenimiento, cultural, etc.) y las personas que presentan distintas condiciones neurológicas, cognitivas y de desarrollo, como el autismo y el síndrome de Down, a menudo son excluidas de participar en muchos de los procesos y herramientas tecnológicas que utilizamos diariamente. Bajo una falsa “protección” contra los llamados riesgos o peligros de la red, los aparatos o por miedo a que no los utilicen apropiadamente, realmente lo que se está haciendo es subestimar su capacidad, aislarlos y privarlos de un desarrollo sano. En los últimos años se han hecho esfuerzos maravillosos para acabar con esta mala concepción y promover el uso de herramientas tecnológicas para mejorar la calidad de vida de personas con autismo, dando como resultado una gran cantidad de programas computacionales y aplicaciones móviles cada una con propósitos diferentes pero un solo objetivo principal: adaptar a la persona a la sociedad efectivamente y lograr su bienestar integral.

 

Ejemplos de esto tenemos varios: aplicaciones como AVAZ, Picaa y E-Mintza, que ayudan a la persona con autismo a desarrollar sus habilidades lingüísticas y comunicativas a través de dinámicas con sonidos, imágenes y elementos que se puedan asociar a palabras de una manera dinámica, sencilla y amigable. Azahar es una especie de agenda digital en donde es posible organizar y planificar las actividades que realizará la persona en el día o la semana, todo a través de imágenes y gráficos que hacen esta tarea interactiva, práctica y divertida. Contiene secciones diferentes que proporcionan entretenimiento (acceso a reproductores sencillos de música video y radio) además de herramientas de desarrollo del lenguaje. Si de educación se trata, hemos visto como existen cada vez más enfoques a la integración de personas con alguna condición a la vida escolar y la tecnología juega un papel muy importante en esto: El proyecto Dane consta de una serie de aplicaciones que complementan la educación integral de niños autistas desde preescolar hasta secundaria con secciones y ejercicios para desarrollar habilidades de lenguaje, lectura, escritura, matemáticas, memoria, atención y otras funciones cognitivas.

Todas estas aplicaciones están ya funcionando y se pueden adquirir de manera gratuita o por un precio económico en tiendas digitales como la app store de Apple o las tiendas de Android y Google play. Ahora ya saben que la tecnología es más que un impedimento, una gran aliada para que las personas con autismo puedan desarrollarse, sentirse y desempeñarse de manera óptima dentro de la sociedad.

Fuentes:

https://www.lanacion.com.ar/1814434-la-tecnologia-como-aliada-para-ayudar-a-las-personas-con-autismo

https://www.autismspeaks.org/qu%C3%A9-es-el-autismo