Control parental

 

Los teléfonos celulares son una herramienta que forman parte de nuestra vida cotidiana, pero cada vez es más común que los niños tienen a su alcance este tipo de tecnología.

Para ellos puede ser más difícil diferenciar lo que deberían o no ver, sobretodo porque en internet no hay manera de estar seguros que es lo que les puede salir en el buscador.

Es esencial tener  algunas restricciones en el celular para que sea más sana la convivencia del niño.

Existe una aplicación de Google llamada Family Link,  se necesita tener una cuenta de Gmail tanto para los niños como para la persona que la va a utilizar.

Se descarga la aplicación en los dispositivos del padre o tutor y del niño, se necesita tener los dispositivos cerca el uno del otro para que se hagan compatibles con la aplicación.

Aparecerán ciertas opciones en las que puedes bloquear aplicaciones, regular los horarios del uso del teléfono celular e incluso puedes ver la ubicación de esa persona.

La aplicación es gratis y está disponible para Android o Apple.

Es importante tomar en cuenta lo importante que es saber lo que ven los niños y adolescentes, sobretodo si es el primer teléfono que tienen. En estos momentos la tecnología avanza mucho más rápido de lo que lo hacen las regulaciones, por lo que debemos de ir avanzando con los niños.

Lo ideal es crear un ambiente saludable para ellos e ir creando una comunidad de ciudadanos digitales responsables.