Día internacional contra el cáncer de mama

Día internacional del cáncer de mama

El 19 de octubre se celebra de manera internacional el Día Contra el Cáncer de Mama, un día que sirve como recordatorio del compromiso de la sociedad en la lucha contra este tumor, uno de los más frecuentes, y que representa uno de las mayores peligros para las mujeres. Cada 19 de octubre, las fachadas de ayuntamientos, edificios oficiales e incluso algunas empresas amanecen decorados con un lazo rosa. El mismo que decenas, centenas y miles de ciudadanos colocan de imagen de perfil en sus redes sociales o en WhatsApp, y el mismo que otros muchos lucen, enganchado a la solapa de la chaqueta. El 19 de octubre es el Día contra el Cáncer de Mama, incluido en un mes que la Organización Mundial de la Salud (OMS) dedica, íntegro, a la lucha contra este tumor.

El cáncer de mama es el cáncer más frecuente en las mujeres tanto en los países desarrollados como en los países en desarrollo. La incidencia de cáncer de mama está aumentando en el mundo en desarrollo debido a la mayor esperanza de vida, el aumento de la urbanización y la adopción de modos de vida occidentales. El cáncer de mama es el más común entre las mujeres en todo el mundo, pues representa el 16% de todos los cánceres femeninos. Se estima que en 2004 murieron 519 000 mujeres por cáncer de mama y, aunque este cáncer está considerado como una enfermedad del mundo desarrollado, la mayoría (69%) de las defunciones por esa causa se registran en los países en desarrollo. En América Latina, el cáncer de mama es el cáncer más frecuente con 152,059 casos diagnosticados anualmente, una cuarta parte (24.9%) de los casos de cáncer en mujeres. La incidencia regional es 47.2, la cual es más alta en países del cono sur, principalmente Argentina y Uruguay, donde las tasas son semejantes a la de países desarrollados (71.2 y 69.7 defunciones por 100,000 mujeres, respectivamente). El cáncer de mama es también la principal causa de muerte por un tumor maligno en la mujer latinoamericana, con 43,208 defunciones y tasas de mortalidad de 13, que varía de 5.0 en Guatemala a 22.6 defunciones por 100,000 mujeres en Uruguay.

 

En México, el cáncer de mama es la segunda causa de muerte en mujeres de entre 20 y 59 años. En México también a partir del año 2006, el cáncer de mama desplaza al cáncer cérvico uterino para ubicarse como la primera causa de muerte por cáncer en la mujer. Anualmente se estima una ocurrencia de 20,444 casos en mujeres, con una incidencia de 35.4 casos por 100,000 mujeres. En el año 2013, se registraron 5,405 defunciones en mujeres con una tasa de 16.3 defunciones por 100,000 mujeres. Las entidades con mayor mortalidad por cáncer de mama son Coahuila (24.2%), Sonora (22.6%) y Nuevo León 22.4%).

 

Se conocen bien varios factores de riesgo del cáncer de mama. Sin embargo en la mayoría de las mujeres afectadas no es posible identificar factores de riesgo específicos. Los antecedentes familiares de cáncer de mama multiplican el riesgo por dos o tres. Los factores reproductivos asociados a una exposición prolongada a estrógenos endógenos, como una menarquia precoz, una menopausia tardía y una edad madura cuando sucede el primer parto figuran entre los factores de riesgo más importantes del cáncer de mama. Las hormonas exógenas también conllevan un mayor riesgo de cáncer de mama, por lo que las usuarias de anticonceptivos orales y de tratamientos de sustitución hormonal tienen más riesgo que las mujeres que no usan esos productos. Recientemente también se ha descubierto que factores como la obesidad, sobrepeso, consumo de alcohol, falta de actividad física, y el hecho de haber tenido hijos después de los 30 años, o el nunca haberlos tenido, incrementan el riesgo desarrollar cáncer de mama en las mujeres.

 

La OMS promueve la lucha contra el cáncer de mama en el marco de programas nacionales amplios de control del cáncer que están integrados con las enfermedades no transmisibles y otros problemas relacionados. El control integral del cáncer abarca la prevención, la detección precoz, el diagnóstico y tratamiento, la rehabilitación y los cuidados paliativos. Aunque se puede lograr cierta reducción del riesgo mediante medidas de prevención, esas estrategias no pueden eliminar la mayoría de los cánceres de mama que se registran en los países de ingresos bajos y medios. Así pues, la detección precoz con vistas a mejorar el pronóstico y la supervivencia del cáncer de mama sigue siendo la piedra angular del control de este tipo de cáncer. Cuando en la unidad médica se detecta alguna anomalía al momento de la exploración física (clínica) o con la mastografía de detección, es necesario analizarla con más estudios y la opinión de médicos especialistas para asegurar el diagnóstico. En algunos casos puede ser necesario tomar una biopsia (una muestra de tejido mamario) y enviarla a examinar con el patólogo, para su análisis. En caso de resultar cáncer o un tumor maligno será necesario recibir tratamiento. Para la detección oportuna se recomienda que todas las mujeres mayores de 25 años, toquen sus mamas después de menstruar, tratando de encontrar alguna “bolita”.

 

La sensibilización del público en general sobre el problema del cáncer de mama y los mecanismos de control, así como la promoción de políticas y programas adecuados, son estrategias fundamentales para el control poblacional del cáncer de mama. El control de factores de riesgo específicos, así como una prevención eficaz en la promoción de alimentos saludables, la actividad física y el control del consumo de alcohol, el sobrepeso y la obesidad, podrían llegar a tener un efecto de reducción de la incidencia de cáncer de mama a largo plazo. Por lo pronto, a corto plazo y como método de diagnóstico y prevención, la autoexploración de los senos, representa una  práctica que empodera a las mujeres, puesto que se responsabilizan así de su propia salud. En consecuencia, se recomienda la autoexploración para fomentar la toma de conciencia entre las mujeres en situación de riesgo, más que como método de diagnóstico, como método de prevención y control de la salud personal. Con este tipo de acciones y con la actual investigación para el combate y la prevención del cáncer de mama, a día de hoy esta enfermedad no representa una sentencia de muerte sino un tema del que toda la población debe hacerse consciente y activo en cuanto a su prevención y al apoyo que se le debe de dar a las personas afectadas.

 

Referencias

Fariñas, T. (18 de octubre de 2017). Cáncer de mama: ¿por qué se utiliza un lazo rosa cada 19 de octubre? Obtenido de El Confidencial: https://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2017-10-18/cancer-mama-dia-19octubre-lazo-rosa-origen_1462811/

 

Instituto Mexicano del Seguro Social. (15 de julio de 2015). Cáncer de Mama. Obtenido de IMSS: http://www.imss.gob.mx/salud-en-linea/cancer-mama

 

MD Anderson Cancer Center. (3 de octubre de 2017). 19 de Octubre: Día Mundial del Cáncer de Mama. Obtenido de MD Anderson Houston: http://www.mdanderson.es/el-cancer/prevenir-el-cancer/19-de-octubre-dia-mundial-del-cancer-de-mama

 

Organizacion Mundial de la Salud. (2017). Cáncer de mama: prevención y control. Obtenido de Organización de las Naciones Unidas: http://www.who.int/topics/cancer/breastcancer/es/

 

Secretaría de Salud. (8 de septiembre de 2015). Acciones y Programas > Programa de Acción Específico Prevención y Control del Cáncer de la Mujer 2013 – 2018. Obtenido de gob.mx: https://www.gob.mx/salud/acciones-y-programas/informacion-estadistica