Los niños, los adolescentes y los vídeojuegos.

videojuegos1

Los adolescentes de hoy en día crecen en un mundo cada vez más digitalizado en el que los videojuegos siempre han formado parte de su entorno cultural.

Cada vez son más las plataformas que se pueden utilizar para jugar y la oferta y variedad de juegos disponibles no hace más que crecer.

Jugar a la videoconsola o con el ordenador, tablet o smartphone, forma parte de la rutina diaria de muchos niños y adolescentes, que dedican horas a este entretenimiento y lo consideran una parte normal de su tiempo de ocio, llegando incluso a crear comunidades de contactos y amistades virtuales con las que se comunican utilizando los juegos online. Ante esta situación, existe una  preocupación sobre qué tan beneficioso o perjudicial puede ser esta forma de entretenimiento para el desarrollo de los adolescentes.

Los peligros potenciales del abuso de los videojuegos

Son muchos los adolescentes que dedican muchas horas al día a jugar a diversos videojuegos. Este tipo de comportamiento si se da en exceso puede generar algunos problemas de conducta e incluso una potencial adicción. Es por eso que se debe tener en cuenta que el abuso de los videojuegos puede conllevar riesgos no sólo para la salud mental sino también para la física, tales como:

* Adicción: Los videojuegos ofrecen estímulos al adolescente que pueden llegar a resultarles adictivos. La consecución de objetivos y la generación de recompensas inmediatas al alcanzar una meta dentro del juego puede llevarles a aumentar de forma gradual el tiempo que dedican a los videojuegos y puede hacerles difícil mantenerse alejados de ellos cuando se encuentren en situaciones en las que no pueden jugar. Esto puede llegar incluso a convertirse en una adicción que requiera de consejo profesional para superarse.

* Depresión: El aumento en las horas dedicadas a jugar también puede perjudicar la forma en la que los adolescentes se relacionan con su entorno social, llevándoles a aislarse y a dejar de participar en actividades grupales con amigos fuera del entorno digital. Esta sensación de aislamiento puede llegar incluso a crear cuadros de depresión en el adolescente.

* Obesidad: Jugar a los videojuegos es una actividad sedentaria que no implica ninguna actividad física. En una fase de la vida en la que el cuerpo se desarrolla, pasar muchas horas sentados sin hacer ningún tipo de ejercicio puede llevar al adolescente a tener sobrepeso y a ralentizar su metabolismo, lo que puede traerle consecuencias negativas a largo plazo.

videojuegos

Los beneficios de los videojuegos en el desarrollo del adolescente

Si bien es cierto que el abuso de los videojuegos puede conllevar una serie de consecuencias negativas, el buen uso de los videojuegos tiene efectos muy positivos en el desarrollo cognitivo de los adolescentes:

* Mejora de la coordinación: Los adolescentes que han estado siempre en contacto con los videojuegos y con los ordenadores desarrollan una coordinación mucho mejor que la de las personas que están alejadas de estas tecnologías. Además, se incrementa también la rapidez de reflejos, las habilidades motoras y el razonamiento espacial.

* Aumenta la habilidad de realizar múltiples tareas a la vez: A medida que los videojuegos se hacen más complejos y que el jugador avanza en él, se hace necesario trabajar pensando en los diferentes objetivos que se deben alcanzar, estimulando así la habilidad de mantener varios objetivos en mente y de realizar más de una tarea a la vez.

* Desarrolla la lógica y el razonamiento: La capacidad de análisis es primordial para poder avanzar en los distintos niveles de un videojuego, sobre todo en los de estrategia, en los que el jugador debe analizar riesgos, evaluar su situación y tomar decisiones lógicas que le permitan aprovechar al máximo sus recursos para lograr objetivos, lo que desarrolla su capacidad para resolver problemas y de actuar con serenidad en situaciones de estrés.

* Estimula la creatividad y despierta la mente: los videojuegos son una fuente de nuevas ideas y mundos para la mente del adolescente. Los juegos orientados al aprendizaje pueden estimular de una forma muy positiva la capacidad de concentración, de asimilar conceptos y la curiosidad del adolescente.

“El buen uso de los videojuegos es la clave”

La tecnología en sí no es beneficiosa ni perjudicial para las personas, lo importante es el uso que se hace de ella. En el caso de los videojuegos es importante que los padres supervisen a qué juegan sus hijos y qué uso hacen de su tiempo, para lograr un equilibrio entre sus distintas actividades de ocio. Elegir juegos adecuados para cada edad y jugar un tiempo adecuado puede aportar grandes beneficios al desarrollo cognitivo del adolescente. La clave es hacer un buen uso de los juegos.

AndresGarcia_blog