Nueva solicitud de amistad: el terrorismo.

nuevo amigo

En México, aún nos sentimos ajenos al terrorismo internacional. Sin ataques en nuestras calles, creemos estar seguros. La realidad es que los grupos terroristas han encontrado una innovadora manera de extender sus brazos más allá de sus fronteras, a través del internet.

Las tecnologías de la información, en específico las redes sociales, han demostrado ser la plataforma perfecta para que estos grupos recluten miembros al rededor de todo el mundo. Así como estas tecnologías nos han empoderado a nosotros, también han aumentado el poder y alcance de los grupos terroristas. Especialmente ISIS, un grupo terrorista formado en gran parte por jóvenes – nativos digitales – ha utilizado el internet como una poderosa arma de guerra.

Conocemos ya varias historias acerca de jóvenes americanos y europeos que han decidido abandonar sus hogares para unirse a las fuerzas militantes de estos grupos terroristas. ¿Cómo hacen estos grupos para convencer a jóvenes totalmente ajenos a la lucha armada, de que se unan a ellos? La respuesta es simple. Los grupos terroristas han adoptado un método de reclutamiento similar al que utilizan los tratantes de personas para atraer a sus víctimas a través de las redes sociales.

Los reclutadores se enfocan en adolescentes, que tal vez estén pasando por un momento difícil o que simplemente tengan inquietudes correspondientes a su edad. A través de las redes sociales, se ponen en contacto con sus víctimas e invierten tiempo y esfuerzo en construir una relación amistosa y ganar su confianza. Una vez que han ganado su confianza, les muestran la posibilidad de cambiar su vida “normal”, por una emocionante y significativa, perteneciendo a su comunidad y ofreciendo su vida por la causa revolucionaria.

También utilizan la religión como un potente imán para atraer víctimas. Cubriendo sus actos terroristas con el manto de la religión, convencen a los jóvenes de que su radicalismo religioso es la mejor forma de ejercer y reivindicar el Islam. De esta manera, forjando una relación de confianza y ofreciendo un atractivo porvenir, los reclutadores de los grupos terroristas logran convencer a los jóvenes de que dejen su hogar y empiecen un largo viaje hasta donde ellos se encuentran, generalmente en Siria. Para finalmente encontrarse asustados en un campo de guerra, sin posibilidad de regresar a casa.

Realmente este método es utilizado por diferentes grupos criminales, y ha demostrado ser sumamente efectivo. Recordemos que el internet nos brinda anonimato y que este puede ser utilizado para bien o para mal. Debemos de estar consientes de que en el mundo digital existen peligros que traspasan nuestras pantallas, introduciéndose en nuestra vida real.

Mi recomendación para evitar que nosotras o nuestros hijos seamos víctimas de este tipo de engaño, es aplicar las mismas medidas de seguridad que tomamos en nuestra vida offline en nuestra vida digital. Mantengamos una línea de comunicación abierta con nuestros hijos.

Conozcamos qué piensan, sienten y necesitan; quiénes son sus amigos de la escuela y quiénes son sus amigos de Facebook.

 

Referencias:

  1. Singer P.W., Brooking E. Terror on Twitter, en Popular Science (Revista en línea). Obtenido en enero 28, 2016 de http://www.popsci.com/terror-on-twitter-how-isis-is-taking-war-to-social-media
  2. Geiger D. (Nov. 20, 2015). This is how ISIS uses social media to recruit American teens, en Teen Vogue. Obtenido en enero 28, 2016 de http://www.teenvogue.com/story/isis-recruits-american-teens

por Andrea Garcia Borja