Otra Edición más del Campus Party México

Otra Edición más del Campus Party México

Jaime García /  Fundación ETHOS

campus-party-mexico-2013

Se realizó en la Ciudad de México otra edición del Campus Party, el evento más importante del mundo en las áreas de innovación, creatividad, ciencia y entretenimiento digital. Con 8000 visitantes, 6 días, de 10 de la mañana a 6 de la tarde, y más de 500 conferencias y talleres. En medio de este caudal de actividades, conceptos, tips y experiencias; creo hay tres grandes mensajes que deja Campus Party y que vale la pena rescatar; primero, hay una revolución tecnológica que está cambiando nuestra vida diaria; segundo, las ideas pueden ser recicladas y generar valor; tercero, la creatividad y la información son las riquezas del mundo digital.

Estas tres ideas, fueron mencionadas una y otra vez en las conferencias y talleres del Campus; pero sobre todo, estuvieron muy presentes en las conversaciones, opiniones y puntos de vista que expresaron tanto los “campuseros” que asistieron a Santa Fe, como aquellos que desde su asistencia virtual vía Youtube o Twitter le dieron seguimiento al evento.

En términos de la revolución tecnológica que está cambiando nuestra vida diaria, tanto Bahigh Acuña como Sebastian Tonda, de Spotify México y Flock respectivamente, dieron cifras y ejemplos de cómo el mundo digital se encuentra en un proceso de convergencia con el mundo real; basta mencionar que en Estados Unidos 1 de cada 5 parejas se conocen vía internet, el 30% de los divorcios en el Reino Unido tienen a Facebook como causa principal, que Barack Obama reclutó a un grupo de jóvenes veintiañeros para que dirigieran su estrategia electoral en las redes sociales haciendo propaganda electoral personalizada, que los lunes son los días en los que más rompimientos de relaciones hay según datos de Facebook y que la artista más escuchada por esos corazones rotos durante el 2012 fue Adele. Eso en términos agregados, pero aquí sería válido preguntarse para entender este fenómeno, en nuestros propios términos, ¿cuántas veces checamos el Facebook al día? ¿cómo felicitamos a nuestros amigos por su cumpleaños? ¿qué tanto usamos Twitter para enterarnos de las noticias del día o de si hubo algún temblor en la ciudad? ¿cuál fue la última canción que escuchaste en spotify? O ¿cuándo pensaste en escribir una carta que no fuera un e-mail?. Hace 5 años seguramente, las respuestas hubieran sido otras, ¿qué pasará en los próximos 5 años?, no sabemos, solo podemos decir que el mundo se mueve ahora a la velocidad de la Ley de Moore.

Respecto al reciclaje de las ideas y la generación de valor, Luis Von Ahn no sólo es un referente, si no quizás el epítome de este concepto; pues este joven ingeniero Guatemalteco, no sólo reforzó la seguridad de las páginas web al poder diferenciar entre una máquina y un humano, vía los captchas, esas letras difusas, borrosas, inentendibles y frustrantes que hoy parecen omnipresentes en la web; si no que uso nuestros esfuerzos e intentos por descifrarlas para que al mismo tiempo que demostrábamos nuestra humanidad estuvieramos ayudando a digitalizar libros antiguos, palabra por palabra, hasta la fecha 2,000,000 de ellos, ahora disponibles vía Google Books. En su siguiente proyecto, llevó el mismo concepto a la docencia lingüística, creando Duolingo, un amigable servicio de enseñanza de idiomas, que busca masificar la enseñanza de otro idioma por medio de dos elementos básicos, gratuidad y diversión. En este proceso de enseñanza el usuario, alumno, autodidacta o curioso, aprende un idioma mientras traduce una frase o palabra extraída de un texto de CNN o el NYT, usando como recursos las ayudas visuales y didácticas de la aplicación, al mismo tiempo que gana monedas, cuida sus corazones, califica a otros usuarios y evita que un simpático búho verde llore porque abandonó sus lecciones. En resumen, la educación en línea capacitando al usuario para ser más competitivo y al mismo tiempo generando valor para traducir textos en la web que consumirán otros usuarios. Las ideas, como la energía, al parecer pueden regirse por el mismo concepto, no se crean ni se destruyen simplemente se transforman.

Finalmente, el poder de la creatividad y la información, las dos verdaderas riquezas de este mundo tecnológico que se cierne sobre nuestro futuro inminente. Con creatividad e información se puede crear desde arte interactivo, como las esculturas con sensores de geolocalización, o los djs automatizados y conectados al ritmo cardiaco del público que inventó el ingeniero/artista/publicista Alberto Levy; hasta soluciones ecológicas como los jardines rodantes de Marco Castro que ponen un espacio verde en los techos del transporte urbano; o las nuevas formas de cooperar, colaborar y construir un proyecto empresarial partiendo de los nuevos mecanismos de comunicación y networking que permiten tener un diseñador en Costa Rica trabajando para un emprendedor en México, junto con un diseñador en Chile, financiados con capital de Estados Unidos y asesorados por un consultor argentino; tal como describió Mauro Parra científico mexicano y experto en desarrollo de empresas  tecnológicas en Estados Unidos. Así, en estos ejemplos, la creatividad y la información pasan a formar parte del motor económico, ecológico y artístico de nuestra sociedad; pero claramente pueden convertirse en los ejes rectores de las otras esferas de nuestra vida y de nuestras interacciones como individuos. Finalmente, creo este es el gran mensaje del Campus Party 2013 edición México; para adaptarse y triunfar en esta nueva sociedad tecnológica, hay que ser creativos, estar abiertos a nuevas ideas, cambiar paradigmas, colaborar, comunicarse, y usar la nueva información disponible para crear valor, ideas, arte; y hacer que lo digital siga teniendo impacto en el mundo real.

Datos de la Fundación ETHOS

http://www.ethos.org.mx/

Facebook https://www.facebook.com/ethoslaboratorio

Twitter: @ethoslabmx

http://mexico.cnn.com/media/2013/08/01/campus-party-mexico-2013.jpg