¡Reglas y trucos para cocinar con tus hijos!

 

¿QUIERES PASAR UN RATO DIVERTIDO Y PROVECHOSO CON TUS HIJOS?

¿CUÁNDO EMPEZAR? COCINAR A TODA EDAD

Para nosotros cocinar es una tarea más, pero para nuestro pequeño es un juego, una actividad muy divertida que, además de entretenerlo, le ayuda a adquirir buenos hábitos alimentarios, y ahora que tenemos que permanecer confinados en casa debido a la cuarentena por coronavirus puede ser el momento ideal para enseñar a tus hijos los secretos de la cocina.

Pero, ¿a qué edad empezar a cocinar con tus hijos? En realidad no existe una edad específica, y puedes comenzar cuando el bebé todavía está en la trona, que nos vea cocinar y deja que toque y descubra las texturas de los alimentos. Sólo el futuro dirá si se está gestando un gran chef.

 

CONCEPTOS BÁSICOS MUY IMPORTANTES A LA HORA DE COCINAR

Antes de comenzar a preparar alguna receta, debes asegurarte de que tu hijo conozca algunos conceptos y
técnicas básicas de cocina como lo son el saber conservar los alimentos es bueno que sepa cómo debe
guardar cada alimento en la nevera, lo que puede o no congelar, etc.

Lavarse muy bien las manos es otro punto muy importante, pero también debe aprender a limpiar los utensilios y alimentos que utilicen. Es de vital importancia enseñarle a cortar los diferentes alimentos, como las verduras, frutas, o aquellos alimentos que más le gusten ya que serán los que más utilice al principio. Además debe de saber cómo medir los ingredientes para cocinar la cantidad deseada. Diferenciar las técnicas de cocina ya que no es lo mismo freír, que asar o que hervir, enséñale las diferencias. Así podrá cocinar de la forma más sana. Dependiendo de la edad de tus hijos, estos conceptos se los puedes enseñar antes o durante la realización de la receta que van a cocinar.

LISTOS PARA COCINAR ES HORA DE PONERSE EL DELANTAL

Elijan una receta sencilla, echen un vistazo a un libro de recetas o a una página web para seleccionar una que sea de su agrado, es mejor si están ilustradas. Siempre que sea posible, pueden ir juntos a comprar los ingredientes necesarios. Lo mejor es hacer una lista tras comprobar los que ya tenemos en casa para así descartarlos. Una vez en la tienda, pueden aprovechar para explicarles cómo elegir bien los alimentos. En estos días de movilidad reducida por el coronavirus no será posible, pero siempre pueden hacer la compra online juntos. Antes de ponerse manos a la obra, es imprescindible lavarse correctamente las manos y, si tu hija o hijo tienen el pelo largo, recogerlo.

También hay que ponerles un delantal y, como toda precaución es poca, es mejor que vistan ropa cómoda y que sea fácil de lavar. Lean la receta entera (si ya saben leer lo pueden hacer ellos). Aprovecha para recordarles algunos términos que quizás no recuerden, y explicale algunas consignas básicas de seguridad como no jugar con las ornillas de la estufa, fijarse al cortar algo, usar guantes o alguna tela si sostiene algo caliente, etc. ¡Hora de preparar la cocina! Esto significa que las superficies de trabajo deben de estar limpias, al igual que los alimentos. Intenta elegir los utensilios que mejor se adapten a la edad de tu hijo, de madera o plástico si son muy pequeños, y cuchillos o tijeras de punta redonda.

Sigan la receta paso a paso, sin saltarse alguno. Ustedes decidirán, en función de la edad y madurez de tu hijo, qué cosas es capaz de hacer y qué cosas no, con sentido común y respetando su autonomía.
Ya que hayamos terminado, es hora de recoger y limpiar, ya que también forma parte del proceso culinario. No dejes que tu hijo se vaya antes de tiempo.

Explícale por qué es importante, y hazle partícipe de estas tareas para que las incorpore de forma natural. Para recompensar los esfuerzos de tu hijo, procura que el momento de la degustación sea especial. Pongan la mesa y coman en familia el resultado de la experiencia culinaria. Y, por supuesto, ¡no te olvides de felicitar al cocinero por su gran trabajo! .