“Te meto el pie…”

Por: Trixia Valle

te meto el pie

México ha sido catalogado como uno de los peores países para trabajar debido a las pocas vacaciones, largas jornadas laborales, pésimo ambiente debido a la vorágine competitiva y faltas de honestidad en todos lo niveles… ¡No pues estamos fritos! El 60% de los mexicanos padece gastritis (por estar en el ácido todo el día, no se diga en el trabajo), el 50% de las mujeres han tenido depresión clínica al menos una vez en su vida y las dermatitis nerviosas van en aumento.

A esto yo me pregunto, ¿por qué nos cuesta tanto trabajo, trabajar? La principal razón es por qué ambientes que deberían favorecer nuestro desarrollo, como es el caso de los lugares de trabajo, parecen poner todas las condiciones de favoritismo y poca ética que desmoraliza a cualquier entusiasta del grupo de trabajo. Así cada uno de los mexicanos en nuestro micro cosmos, con nuestro micro impacto, nos hemos vuelto parte del problema al entrar a la cultura de “te meto el pie”. ¿Cuál…? Pues esa cultura que dice: “el que no tranza no avanza”, “aquí echamos la flojera pero todos…”, “saca lo que puedas de la empresa” y demás creencias que nos hacen parte de la corrupción y malas prácticas de negocios de las que tanto nos quejamos.

¿Cómo quitar esta corrupción personal que lleva a muchos a trabajar sin esmero, a sacar ventaja y a meter el pie a otros para que no avancen? Muy sencillo. Me gusta pensar que cada uno de nosotros somos seres integrales, es decir, no dejas en la puerta de tu oficina tu vida como padre de familia ni cortas con tu historia familia. Por mucho que la gente se esmere en decir: “hay que separar el trabajo de lo personal”, para mi sería como quitarte un brazo porque no sirve y luego usarlo de nuevo… ¡no se puede! Así para trabajar en equipo y estar contentos, la integración es lo principal. Comprender de raíz lo que está pasando a cada miembro del equipo es vital para poder potencializar las ventajas, cualidades, virtudes y capacidades que cada uno de nosotros tenemos y así construir personas en los equipos de trabajo que tengan confianza para colaborar en el equipo.

Comparto que en mi vida personal, me siento feliz porque lo he logrado con un maravilloso equipo de trabajo que cada día se consolida de mejor manera, comprendiendo las situaciones de cada uno y compartiendo las propias, para de esta manera poder brindarnos apoyo mutuo. La labor social es una tarea que requiere de mucho apoyo y ánimo al espíritu que con frecuencia tiende a flaquera al ver tanta injusticia y dolor. Sin embargo, con un equipo que te quiere y acepta como eres; que no te mete el pie, sino que por el contario, edifica cada paso que das; cualquier tarea se vuelve no sólo fácil, sino divertida de hacer. Por ello, gracias a Alma, Mario, Demetrio, Adelina, Reyna, Edith, Greta, Itzia y Viviana, juntos hemos impactado a más de un millón de niños para prevenir y crear consciencia sobre el bullying y en el camino nos hemos llenado de gozo.

Encuentra más sobre nuestra colaboradora en Fundación en Movimiento también en Twitter y Facebook, y sigue a Trixia Valle en @Trixia_Valle

Recuerda seguirnos en Twitter y Facebook y registrarte en nuestro canal de You Tube

Yo SOY MAM@DIGITAL y tú ¿QUÉ ESPERAS?

Foto: http://goo.gl/4VPnl4